jueves, 24 de enero de 2008

Feliz cumpleaños reina hermosa.

Mamita bella,
Estamos en la víspera de tu nuevo cumpleaños...antes todo era fiesta, correr para celebrarte como la reina del hogar, estar atento a la torta, la comida, los regalos, el darte más amor en ese especial día, abrazarte desde temprano y hacer tonteras para que fueras más feliz. Ahora, la cuenta regresiva hasta este día ha sido algo triste, como pensando en lo que no tendremos este nuevo año sin tu presencia física. Ya no se puede abrazar, tocar, besar, regalonear, solo se puede buscar en la paz, oirte en el silencio de nuestra conversación de corazón a corazón, buscar reconocerte en lo que hacías, en lo que vivimos, en los recuerdos y en lo que podemos proyectar de la vida sin tí. Es fuerte, sin duda, uno no sabe qué es y cómo se siente solo hasta que lo vive y la muerte no es menor. Confío en Dios, y en sus promesas, por lo tanto, la vida eterna es la que espero para que nos volvamos a abrazar asi de fuerte como lo hacíamos. Este abrazo queda pendiente, ahora, nos lo damos en comunión espiritual.


No sabía qué regalarte para tu cumpleaños, pensé en buscar a una mujer más o menos de tu edad, que estuviera necesitada, tal vez ir directamente a un hogar, o pensar en alguna niñita solita a la que dar cariño en tu nombre y hoy me dijiste cómo hacerte un regalo. Mi primer regalo: prometido que sigo avanzando para terminar esta carrera. Ya está claro que se puede ayudar mucho con ella y saldré del letargo en tu memoria y con tu ayuda. Es ese mi regalo...pero, ¿algo más concreto?.

Mi segundo regalo: hoy al ir a buscar a a Gabrielito al hospital, para que pasara el fin de semana en casa, mi hermanita contó de una niña que llegó a la cama vecina de Gabito. Una pequeñita de cuatro años que está, por misterios de Dios, de cumpleaños el mismo día que nuestro Gabriel (30 de enero). Ella estaba tan triste hoy, solita en la sala, con mucha cara de pena, esperando que la fuera a visitar su papá y su hermana mayor (de solo siete años). Con mucha pena, sin ganas de nada, ni de comer, solo de ser abrazada. Su hermanita mayor parece ser tan importante para ella que le dice "mamita chica". Linda ella, fue solo cosa que mi hermana le preguntara por qué tenía penita para que rompiera en llanto, esa pena que no debería sentir una pequeñita tan linda, esa pena del abandono familiar, de la falta de cariño materno, de la vida que le ha tocado algo dura, esa pena que uno quisiera poder apagar sea como sea. La experiencia de infancia de mi madre también estuvo marcada por el abandono materno y sentí que esta niñita merecía ese abrazo de cumpleaños que ahora no puedo dar a mi reina madre...la vida va circulando, fluye como el agua del río que no se detiene. Ella será la depositaria del abrazo de cumpleaños que ahora no te puedo dar mamita, ¿estás de acuerdo?. El abrazo nuestro queda pendiente hasta que nos volvamos a ver en la vida eterna, pero, el abrazo acá en la tierra será para Cony, que merece un cumpleaños más feliz. Ella merece estar un poquito más alegre y algo haremos, será en tu memoria mamita hermosa.

Como no hay mayor regalo que una oración, te hago un tercer (y no último regalo) me consagro en esta vida a mi madre la Virgen y a tí, mi regalo de Dios en la tierra, la madre que El escogió para mi...sin duda, la mejor.


Te adoro reina, feliz cumpleaños....nos debemos ya varios abrazos, por ahora, lo reparto en la tierra, pero espero los míos en el cielo. Feliz cumpleaños hermosa mía!




¡Oh Señora mía, oh Madre mía!,yo me ofrezco del todo a Ti,y en prueba de mi filial afecto,te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón, en una palabra, todo mi ser, ya que soy todo tuyo,¡oh Madre de bondad!,guárdame y protégeme como hijo tuyo. Amén.

2 comentarios:

alejops dijo...

¡Mucho ánimo! La verdad es que es una pena que una niña inocente tenga que pasar por eso...Pero con la ayuda de los demás uno siempre sale adelante.
Un abrazo, Rodrigo.

carmendelly dijo...

que bonito tu post... y la oracion.. saludos!

Por favor, si quieres deja tus comentarios !