miércoles, 27 de febrero de 2008

De la mano de mi madre








Los ángeles le muestran al niño Jesús los intrumentos de la Pasión (el sufrimiento). El niño se asusta tanto que se le cae la sandalia. Pero se agarra firmemente a las manos de su Madre, y ella le reconforta para que mantenga el ánimo.




¿Cuántas veces nos sentimos sin ánimo y algo asustados?. Tantas veces nos sentimos también tan confiados y energéticos que pensamos que podemos caminar solos, sin la presencia de nuestros padres a nuestro lado (como lo que hace algunos días conté de Benita y su "escapada de mi vista"). El ir siempre de la mano de los padres no nos hace eternos niños (creo) nos hace sentir siempre que somos débiles y que debemos buscar esa protección que Dios mismo nos ofrece siempre. Personalmente, los últimos días me he acordado tanto de mi madre, la he sentido tan presente, la he extrañado mucho y eso me ha tenido algo retraido. No mal, pero sí en mucho más silencio. La cuaresma la intento vivir como espero haga feliz a Dios, sin duda me caigo con tanta frecuencia, pero, intentando vivirla con mucha fuerza y amor. Ofrecer los pequeños detalles, ofrecer los desánimos y las alegrías, intentar cumplir mis propósitos y rezar mucho más. Sin duda el haber visto la imagen de la Virgen que arriba comparto, me motivó a dejar una nueva entrada y mostrar también esta gran imagen con nuestra madre. Ella tan protectora, tan visionera, tan alentadora, tan amante de la familia, tan alegre...siempre nos impulsó (y no dudo que lo sigue haciendo!) a ir más allá, a dar los mejor de nosotros y ser buenas personas y Cristianos siempre. El mundo actual no parece entender mucho que uno pueda optar por ser buena persona y no compartir valores de consumismo, sensualidad, vanalidad, competencia enfermiza por tener y comerse al que está a mi lado...


Mis madres del cielo me toman siempre y yo me dejo mimar por ellas. El dia que no sienta su presencia, su protección, su mano en mi vida...uf, será el día en que me de cuenta que me alejé mucho de ellas. Espero que eso nunca me ocurra. Siempre de su mano y de la de mi padre.
Como siempre, les dejo un fuerte abrazo en oración. En oración por los frutos de la cuaresma.




3 comentarios:

Tu propio cine dijo...

Wenas,bueno yo tambien he extrañado a la peggy y mas ahora en conti cuando se viajaba con ella,por lo mismo es reconfortante saber que siempre esta con nosotros asi que eso es lo bueno de todo.Bueno eso a dejar mis saludos y lo que pienso,estamos al habla,cuidate.
xaop.

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Hola: Nuestro Blog ha elegido para otorgarte el premio Calidez a tu blog.

Así como lo recibimos nosotros, debes otorgárselo a otros 5 blogs que a ti te parezcan. Pasa por nuestro blog a retirar tu premio.

Que Dios te bendiga y permanecemos unidos en la oración.

El Peregrino Ruso dijo...

Tienes tanta razón en tu artículo que me ha emocionado un poco, Gracias por tu blog.

Por favor, si quieres deja tus comentarios !