sábado, 16 de febrero de 2008

¿Por qué te alejas?

Cada noche saco a dar un paseo a Benita. Ella es una perra super buena, de nobles sentimientos, cariñosa y muy juguetona, perrita de casa. Le gusta salir a correr cada noche porque el espacio en donde vive en casa no le permite hacerlo. Cada vez que la saco corre, corre, corre...y de vez en cuando vuelve a mi lado, nos hacemos cariño y sigue jugando.

Hoy pasó algo nuevo; un perro la asustó mucho, Benita perdió el control, se puso a correr asustada y se fue, no se acercó a donde estaba yo sino que escapó hacia otro lado. Corría asustada y en el camino surgieron otros temores; más perros, la oscuridad, autos que podían atropellarla y el alejarse más de mi protección. Comencé a llamarla, pero, nada...ella corría en dirección desconocida. Eso me hizo pensar en "por qué no volvío a mi lado". ¿Cuántas veces nosotros mismos ante alguna dificultad o temor en vez de acercanos o volver donde nuestro padre (Dios) nos alejamos?. El alejarnos tal vez espante el temor del momento (Benita efectivamente logró escapar del perro!), pero, nos presenta nuevos y desconocidos temores...cerca del Padre podemos caminar en la oscuridad, con temores, pero en la paz de sabernos protegidos por El. Es lo que pensé de Benita....si hubiese regresado a mi lado habríamos caminado juntos hacia casa y hubiese evitado mayores sustos. Por suerte regresó solita a mi casa, pero, podría haberse perdido, la podrían haber atacado, atropellado. Supo volver a la casa....espero que nosotros también sepamos siempre volver a la casa del Padre (pero ojalá con el Padre).


Benita ya descansa en el patio.....yo estoy en la tranquilidad de saberme cerca de mi Padre, protegido y amado. Como Benita se siente conmigo.

Comparto un pequeño trozo de La Imitación de Cristo (Tomás de Kempis) "Te pido que defiendas y protejas el alma de este pobrecillo siervo tuyo, que anda entre tantos peligros en esta vida mortal, y que con tu gracia y tu ayuda bondadosa me vayas guiando y me lleves por el camino de la paz hasta la patria de la luz eterna. Amén"


Como siempre, les dejo un fuerte abrazo en oración.





5 comentarios:

Tu hermano. dijo...

Hermano, la comparación es genial y tu blog súper preparado y actual. Con tu permiso, te enlazo desde el mío.

Lo tengo sencillo porque no siempre hay tiempo o no tengo el material apropiado.

Hoy elevo mi pobre oración y pido porque sigamos transmitiendo el Amor de Dios por la Red.

Muy buen día y bendición.

Cristian dijo...

Rodrigo:
Para mi es un honor que me hayas visitado. Vuelve cuando quieras... es tu casa. Un abrazo. Bendiciones.

maría dijo...

=) Hola!
Gracias por pasarte por mi blog, es un honor!
Te seguiré leyendo porque me encanta el tuyo. Un abrazo!

Oscár dijo...

Que hermoso lo que has escrito,e stá clarisimo, es un placer visitarte! Dios te Bendiga!

El Peregrino Ruso dijo...

Lo mismo que tu has descubierto mi blog yo he descubierto el tuyo, me ha gustado tu comentario, es precioso, espero estar en contacto contigo. Es genial tu comparación un abrazo y un beso de corazon

Por favor, si quieres deja tus comentarios !